Artículo:

Regresa seguro al lugar de trabajo

12 mayo 2020

RESOLUCIÓN 666 DEL 2020

REGRESA SEGURO AL LUGAR DE TRABAJO (RESOLUCIÓN NO. 666 DE 2020)

El Ministerio de Salud y Protección Social busca orientar a las empresas del sector público y privado en la adopción de un protocolo general de bioseguridad que permita mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo del Coronavirus Covid-19 y de esta manera proteger a sus trabajadores durante la emergencia sanitaria.  No obstante, hasta tanto, se evalúe el riesgo y éste indique que es posible regresar, de manera organizada, con el acompañamiento de las autoridades competentes, a la rutina y jornada laboral, las empresas deberán comunicar a sus trabajadores las medidas mínimas que deben seguir en cuanto a la higiene de manos, higiene respiratoria, distanciamiento social, el autoaislamiento voluntario y la cuarentena.

Ahora bien, en la resolución 666 de 2020, se establecen lineamientos y responsabilidades, que deben ser asumidas por cada empresa en conjunto con la ARL, quienes deberán diseñar los protocolos de bioseguridad teniendo en cuenta todas las circulares conjuntas y relacionadas, el ambiente de trabajo, la familia de los trabajadores, su entorno, el transporte utilizado por los trabajadores y así contener o disminuir el riesgo de exposición.

Así pues, una vez autorizado y las condiciones lo permitan, las empresas que, retornen a sus lugares de trabajo, están obligadas, en su calidad de empleadores, a procurar un ambiente de trabajo en condiciones de higiene y seguridad, fijar dinámicas de trabajo que minimicen los riesgos para la salud y propender por el bienestar de los trabajadores.  En consecuencia, deben implementar las siguientes medidas:

  • Capacitar a sus trabajadores sobre las medidas señaladas en el protocolo de la empresa.
  • Reportar de forma inmediata a la EPS y a la ARL, los casos sospechosos y confirmados de Covid-19, siempre respetando el derecho a la intimidad y confidencialidad de las personas.
  • Adoptar medidas que disminuyan la exposición del personal, como la flexibilización de turnos y horarios de trabajo, o, en caso de que sea posible, en razón a la operación y actividad de la empresa, dar prioridad al trabajo remoto o trabajo en casa.
  • Desarrollar, en apoyo con las ARL y EPS, actividades de capacitación, promoción de la salud y prevención de la enfermedad, dirigidas a los trabajadores y establecer canales de comunicación interna para mantenerlos informados.
  • Promover el uso de la aplicación CoronApp para registrar en ella el estado de salud de los trabajadores.
  • Garantizar a los empleados los elementos de protección personal requeridos para el desarrollo de las actividades laborales.

Por su parte, los trabajadores deben cumplir con las siguientes obligaciones y deberes:

  • Ajustarse de manera estricta a los protocolos de bioseguridad adoptados por la empresa, especialmente durante el tiempo que permanezca en las instalaciones de su lugar de trabajo, así como también al hacer uso del transporte público o privado y a la llegada a su vivienda.
  • Reportar al empleador de manera inmediata, cualquier caso de contagio que se llegase a presentar en su lugar de trabajo o su familia, con el fin de que se adopten las medidas correspondientes para evitar la propagación del virus.

Otros aspectos que contempla el modelo de Bioseguridad expedido por el Ministerio de Salud y Protección Social, están relacionados con el uso adecuado de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento físico, en atención a los mecanismos de diseminación del virus (gotas y contacto), fortalecimiento de  procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies, equipos de uso frecuente, el manejo de residuos, de acuerdo a  la actividad o sector, adecuado uso de Elementos de Protección Personal-EPP, optimización  la ventilación del lugar y el cumplimiento de condiciones higiénicos sanitarias, el uso de guantes, se sugiere, si se van a realizar actividades de aseo o si se van a manipular residuos, señalar lineamientos para el manejo de residuos, alimentación, trabajo en casa, interacción con terceros, desinfección, desplazamientos, entre otros.

Finalmente, se recuerda que la vigilancia frente al cumplimiento de los protocolos está a cargo de la secretaría municipal o distrital, quien podrá ejercer un control, visitas y actividades de seguimiento a la empresa.