Artículo:

¿PERPLEJO POR LA REFORMA TRIBUTARIA DE EEUU?

12 febrero 2018

El 22 de diciembre de 2017, el presidente Trump firmó una amplia legislación de reforma tributaria que tendrá implicaciones significativas para las inversiones de los EE. UU. Pero, ¿qué significa realmente para las entidades multinacionales extranjeras con operaciones existentes en Estados Unidos o para las que exploran las oportunidades en el mercado de EEUU?

1. IMPUESTOS FEDERALES A OPERACIONES DE EEUU

Entre algunos de los cambios se encuentran la reducción de la tasa del impuesto corporativo al 21%, eliminación de las pérdidas netas de operación ("NOL") reemplazadas por un generoso período de arrastre indefinido y una limitación general de las deducciones del NOL del 80% del ingreso gravable ajustado. Además, el impuesto mínimo alternativo corporativo, que agregó mucha complejidad al Código de Rentas Internas ("IRC"), ha sido eliminado. La deducción de actividades de producción doméstica ha sido derogada. Las nuevas reglas que permiten la depreciación del bono del 100 por ciento y el gasto de capital, proporcionan grandes beneficios a quienes realizan inversiones de capital nacional.
 

2. CONSECUENCIAS DEL IMPUESTO ESTATAL

La reforma fiscal crea complejidades fiscales adicionales para la inversión extranjera en los Estados Unidos, desde una perspectiva de impuestos estatales. No todos los estados siguen el IRC de la misma manera, y la forma en que un estado adopta los cambios inminentes afectará el cálculo de los ingresos imponibles del estado. Algunos estados necesitarán aprobar legislación adicional en 2018 si desean adoptar las reglas federales, o al revés, para evitar que las reglas entren en vigencia. Las corporaciones C, continuarán beneficiándose de las deducciones fiscales estatales y locales que han sido derogadas con respecto a otros contribuyentes.

3. PAGOS TRANSFRONTERIZOS

La reforma tributaria agrega nuevas reglas, que afectarán a ciertas corporaciones que hacen pagos transfronterizos a terceros relacionados en el extranjero. Si se cumplen ciertas condiciones del umbral, una de esas medidas impone un impuesto de erosión de la base y anti-abuso ("BEAT"), como impuesto mínimo sobre ciertas corporaciones estadounidenses y extranjeras, con sucursales americanas, que tomen deducciones fiscales estadounidenses que dan lugar a los "beneficios fiscales de la erosión base." Además, la reforma tributaria generalmente limita ciertas deducciones de gastos por intereses al 30% del ingreso tributable ajustable modificado, incluidos ciertos pagos de intereses transfronterizos.

4. REGLAS ANTI-HÍBRIDAS

La reforma tributaria agrega una nueva regla, que puede prohibir las deducciones por intereses y regalías pagadas o devengadas a una parte relacionada de conformidad con una transacción híbrida o por, o a, una entidad híbrida en ciertas situaciones. Esta regla guarda cierta semejanza con las propuestas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en BEPS, Acción 2, aplicables a instrumentos híbridos y entidades híbridas.

5. CORPORACIONES EXTRANJERAS CONTROLADAS

La reforma fiscal modifica ciertas reglas constructivas de atribución de acciones, utilizadas para determinar si una corporación extranjera es tratada como una corporación extranjera controlada ("CFC"), para propósitos tributarios de los Estados Unidos. Como resultado, las acciones de una corporación extranjera que sean propiedad de un accionista extranjero, de una corporación estadounidense, pueden atribuirse a una subsidiaria americana de ese accionista extranjero con el propósito de determinar si dicha corporación extranjera es una CFC y si la subsidiaria estadounidense es un accionista estadounidense en la corporación extranjera. Esto aumentará el número de corporaciones extranjeras tratadas como CFC. Generalmente, se requiere que los accionistas estadounidenses de CFC documentar ciertas declaraciones de información, para reportar sus intereses de propiedad en los CFC junto con otra cierta información. Recientemente, el IRS brindó orientación en el Aviso 2018-13, sobre la presentación de informes de información para determinadas corporaciones extranjeras que son CFC, debido a la modificación en las normas de atribución de acciones implícitas.

6. INTANGIBLES

La reforma tributaria brinda a las empresas de los Estados Unidos, una tasa impositiva reducida sobre el ingreso intangible derivado del extranjero ("FDII"). Además, los accionistas estadounidenses de los CFC, ahora deben incluir su parte de los ingresos globales intangibles de bajos impuestos ("GILTI") de dichos CFC, en los ingresos gravables. En muchos casos, será necesaria una revisión detallada de la propiedad de intangibles y el modelo comercial de un grupo. Mientras GILTI y FDII generalmente apuntan al ingreso intangible, dado el amplio alcance de estas disposiciones, los grupos multinacionales deben revisar sus estructuras y cadenas de suministro para determinar las implicaciones de estas nuevas reglas, incluso en situaciones donde no generan ingresos provenientes de activos intangibles.

7. INTERESES DE ALIANZAS

Las disposiciones de la reforma fiscal establecen que, las ganancias o pérdidas derivadas de la venta o intercambio de intereses de una sociedad se relacionan efectivamente con una operación o negocio estadounidense, en la medida en que el socio cedente (en oposición a la sociedad) tenga relacionadas efectivamente las ganancias o pérdidas si la sociedad hubiera vendido todos sus activos al valor justo de mercado, a la fecha de la venta o intercambio. Además, el comprador / cesionario generalmente debe retener las nuevas reglas de retención de impuestos que se aplican en estos casos.

 

LA REFORMA TRIBUTARIA TENDRÁ EFECTOS PROFUNDOS, EN LA MANERA EN QUE LAS ENTIDADES EXTRANJERAS CON HUELLA ESTADOUNIDENSE SERÁN ESTRUCTURADAS.

 

Los cambios en los impuestos federales tendrán un impacto en la planificación fiscal para la inversión extranjera, y será necesario modelar estos cambios para comprender cómo posicionar mejor las operaciones de EEUU en el futuro.

 

Las entidades extranjeras también tienen que entender cómo la reforma tributaria tendrá un impacto en el costo de hacer negocios en los Estados Unidos, desde una perspectiva de impuestos estatales.

Las nuevas reglas que se aplican a los pagos transfronterizos,  pueden requerir que las entidades extranjeras con inversiones en los EEUU, vuelvan a examinar sus acuerdos con partes relacionadas, la inversión de capital y las estructuras de financiamiento para las operaciones existentes o futuras de los EEUU.

Como resultado de nuevas reglas anti híbridas, las entidades extranjeras deberán comprender la caracterización local de los pagos de regalías e intereses entre partes relacionadas, y podrán necesitar asistencia ya que esto no siempre es fácil de determinar.

 

Los cambios en las reglas de atribución de CFC, pueden dar lugar a una mayor carga de cumplimiento para los miembros de EEUU de grupos multinacionales extranjeros, en determinadas situaciones.

Como siempre, las entidades extranjeras con operaciones en EEUU, no deben emprender ninguna acción radical o reestructuración de sus negocios sin una cuidadosa consideración de todas las implicaciones, tanto para EEUU como para otros territorios.
 
Para más información sobre el impacto internacional de la Reforma Tributaria de EEUU, visite bdo.com/tax-reform.