Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio, usted está aceptando el uso de cookies. Por favor, lea nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlas.
  • La sostenibilidad corporativa, clave para el futuro de las empresas colombianas competitivas
Publicación:

La sostenibilidad corporativa, clave para el futuro de las empresas colombianas competitivas

13 julio 2021

Paula Giraldo Cuellar, Head of Legal |

Con los cambios en los mercados laborales que ha impuesto la pandemia, la gran cantidad de competencia que existe en las industrias, comunidades locales muy informadas, el aumento de la conciencia ambiental, el crecimiento de las expectativas en los grupos de interés, entre otros factores, se hace imperioso que las compañías cada vez más se preocupen por ser sostenibles.  

Un estudio elaborado por Deutsche Bank a nivel mundial arroja que más del 75% de los inversores está de acuerdo con que las inversiones que realicen a partir de ahora deberán tener un impacto positivo para el planeta. Por lo que, las inversiones realizadas siguiendo los criterios ESG (Environmental, Social and Governance) han ganado relevancia.

Ante este escenario, es un hecho que las empresas privadas deben hacer parte del cambio que está pidiendo el entorno. Por esta razón, la firma de servicios profesionales BDO en Colombia, hizo el lanzamiento de su Centro de Sostenibilidad Corporativa (CSC), como una instancia de pensamiento e implementación de soluciones innovadoras en materia de sostenibilidad para compañías de diferentes sectores, con el fin de garantizar la perdurabilidad de las organizaciones con el paso del tiempo, a partir de un balance en la denominada triple cuenta: económica, ambiental y social.

Durante el evento de lanzamiento encabezado por Paula Giraldo Cuellar, socia y líder del área Legal de BDO en Colombia, quien además lidera el centro; junto a destacados invitados en los mencionados frentes, plantearon las principales consideraciones que deben tener en cuenta las empresas en materia de sostenibilidad y por qué este tipo de iniciativas son de suma importancia para el futuro:  

  • Economía circular, la clave

 

La economía circular es una de las ideas más eficientes que se han planteado para optimizar la forma en la que tanto las personas, como las compañías, usan sus recursos, pues permite repensar los procesos desde el inicio, minimizando el uso innecesario de materias primas y diseñar productos que hagan el mejor uso de los materiales.

Brigitte Baptiste, rectora de la EAN y referente en temas ambientales, como una de las invitadas al lanzamiento del Centro, resalta que

“iniciativas como el uso de transportes sostenibles para los traslados de los colaboradores, reducción en la utilización de papel, manejo adecuado de residuos, uso de fuentes de energía renovables, aprovechamiento de materias primas, entre otras, mejoran la eficiencia y brindan una estructura más sólida de costos y rentabilidad, no solo financiera sino reputacional para las compañías que las implementen”.

  • La importancia de lo verde

Sin duda alguna el factor ambiental es un componente clave en el camino hacia la sostenibilidad, las empresas además de propender por la generación de utilidades deben ocuparse por la protección del interés público. Esto sumado al crecimiento constante de la conciencia ambiental de las personas genera un escenario propicio para la implementación de diversas estrategias verdes que pueden contribuir tanto al desarrollo de las compañías como a los impactos positivos.

Manuel Olivera, director para América Latina del C40, también en calidad de invitado del Centro de Sostenibilidad Corporativa, destaca que es necesario que las compañías

generen impactos ambientales positivos, y para ello deben contar con buenas prácticas ambientales, sociales y económicas, enfocadas en la conservación del ambiente como capital natural”.

 

  • El capital humano, el más importante de todos

 

Es necesario que las compañías sin importar su tamaño, industria o core de negocio tengan en cuenta que se componen de personas que trabajan en pro de ayudar a otras personas, así pues, no deben descuidar su recurso más importante: el capital humano.

 

De acuerdo con Diego Quijano, Chief Operating Officer de BDO en Colombia

“el capital financiero anteriormente era el factor más relevante para la toma de decisiones, sin embargo, el mercado obliga a las compañías a repensar ese modelo, pues las inversiones en capital humano, social, natural, etc., son las que enrutan a los negocios hacia una sostenibilidad a largo plazo. Es necesario tener en cuenta que somos personas ayudando a personas a alcanzar sus sueños”.

  • La autogestión es el camino

 

Si bien actualmente existen regulaciones enfocadas a que las empresas implementen procesos encaminados hacia la sostenibilidad, es imperioso que sean las mismas organizaciones quienes tomen esta decisión. Para Jhon Karakatzianis, experto en temas de sostenibilidad y responsabilidad social e invitado dentro del evento de lanzamiento, “la pandemia representa una oportunidad para reiniciar el mundo, repensar los modelos de negocio y enfocarse en lo social, pues es lo que finalmente impactará a los grupos de interés”.

 

Así pues, la conformación de equipos interdisciplinarios, las capacitaciones internas, la identificación de objetivos previos y la medición de las estrategias y tácticas implementadas en temas enfocadas en sostenibilidad, pueden generar organizaciones perdurables que impacten positivamente a los distintos actores con los que interactúan.

“La sostenibilidad corporativa es un incentivo para innovar en cuanto a formas de relacionamiento y de medición, una oportunidad de nuevos negocios con clientes, de diferenciación en el mercado, incremento en la calidad de sus productos y servicios, y competitividad. Con este centro, desde BDO queremos ayudar a las empresas a desarrollarse para que desde la sostenibilidad consigan una estructura sólida y logren ser organizaciones perdurables que impacten positivamente a los distintos actores con los que interactúan.” concluye Paula Giraldo.