Artículo:

Debemos descender de la montaña rusa

14 abril 2020

Vivimos días de gran preocupación por el avance de la pandemia; las noticias dan cuenta de circunstancias dolorosas en donde se cuentan por miles los contagios y por centenares  los fallecidos; se realizan pronósticos de una muy difícil situación económica mundial y se discuten unas y otras medidas adoptadas aquí y allá;  al tiempo,  surgen casos que llenan las almas de esperanza,  en donde la difícil situación pone ahora de relieve lo mejor de la humanidad, la solidaridad, la fraternidad, la espiritualidad, el sentido del humor, el arte, el amor…  Todo viene y va a la velocidad abrumadora de las redes sociales, como en una vertiginosa montaña rusa en donde subimos y bajamos en un abrir y cerrar de ojos.

Corridos casi un mes de aislamiento, es momento de descender de esta montaña rusa, poner pie en tierra, aceptar y asumir esta nueva realidad; detenernos por un momento, liberarnos de tanta y tan variada información para pensar y enfrentar con clama, pero con absoluta determinación la situación particular de cada uno de nosotros en medio de este nuevo escenario,  adoptar las medidas adecuadas y pertinentes para darle orden a nuestras vidas y en especial a nuestras fuentes de estabilidad e ingresos. Nuestras empresas.

El ejercicio debe ser ordenado, realizando un adecuado diagnostico general de la situación de la empresa, partiendo del corazón de la misma, de aquello que le permite alimentar todos y cada uno de sus órganos; el flujo de caja.  Una correcta  proyección del flujo de recursos de la compañía para los meses venideros,  es el insumo necesario para la adopción de las medidas que habrán de tomarse, abarcando dentro de este análisis cada uno de los contratos en ejecución y la viabilidad de su continuidad normal durante la crisis, estableciendo, cuáles de ellos se desarrollarán sin contratiempos y cuáles no, con el fin proyectar un flujo de dinero objetivo, que permita visualizar, qué medidas son las más apropiadas para la empresa en el marco de su realidad.

Teniendo claro lo anterior es momento de evaluar de manera equilibrada las diferentes alternativas jurídicas, financieras, administrativas y tributarias con el fin de que ser aplicadas,  impacten y mejoren los números de flujo de efectivo de la empresa, analizando las herramientas legales vigentes y aquellas normas que,  de manera extraordinaria se han emitido en Colombia  con ocasión de la emergencia económica, social y ecológica;  siendo consientes que el uso indiscriminado de todas la medidas,  eventualmente podría ser perjudicial para la empresa en el futuro;  y contrario a ello,  una aplicación evaluada y ponderada puede ser mas eficaz para sortear la crisis, seguramente la negociación de contratos con clientes, trabajadores y proveedores es una mejor alternativa que la cancelación de contratos o suspensión de labores, la búsqueda de eficiencias financieras en la reducción o ajuste de algunos rubros del presupuesto pueden ser mejor alternativa que el endeudamiento; no existen formulas generales ni mágicas para afrontar la crisis, cada empresa es un universo absolutamente distinto,  siendo por ello pertinente actuar con cabeza fría y asesorarse de expertos para adoptar la mejores decisiones.

Conoce nuestro HUB de crisis sobre el Covid19

Solicita nuestros servicios / Gestión de crisis Covid 19