Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio, usted está aceptando el uso de cookies. Por favor, lea nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlas.
  • ¿Qué nos dice la ley sobre los cambios en el Habeas Data para empresas financieras?
Artículo:

¿Qué nos dice la ley sobre los cambios en el Habeas Data para empresas financieras?

22 septiembre 2020

Recientemente (11 de junio de 2020), se anunció que el texto conciliado del proyecto de ley, para algunos mal llamado de “Borrón y Cuenta Nueva”, fue enviado para control constitucional previo; algo natural a su proceso al tratarse de la reforma a la Ley Estatutaria 1266 de 2008 de Habeas Data Financiero.

El texto conciliado trae algunos importantes cambios a la norma y adiciona algunos aspectos como el del principio de responsabilidad demostrada “Accountability” que, si bien por vía de otras normas como la Ley 1581 de 2012 y el Decreto 1377 de 2013 había sido previamente regulado, existía discusión respecto a su aplicación al sector financiero que para el habeas data tiene su normativa particular.

En busca de adaptar la normativa de habeas data en el sector financiero a las tecnologías de la información y la comunicación y en especial de propender por la democratización del crédito, el ahorro y las demás bondades que busca otorgar el sistema financiero; el Congreso de la República incluye en el texto consolidado varios ajustes a la normativa actualmente vigente de lo cuales vale la pena resaltar:

  • Para los trámites de peticiones, consultas o reclamos se incluyó un proceso especial para el tratamiento de aquellos casos en los que el titular de la información manifieste ser víctima del delito de falsedad personal y como consecuencia de ello le esté siendo exigido el pago de obligaciones.  Este proceso, en caso de demostrarse la existencia de la suplantación deberá culminar con las modificaciones de la información y la inclusión de la leyenda “VÍCTIMA DE FALSEDAD PERSONAL” dentro de su historial.
  • Adicionalmente, en una decisión que puede recalcar de gran importancia en un futuro, se decide expresamente mencionar que, en los procedimientos de peticiones, consultas o reclamos, se entenderá que existe silencio administrativo positivo cuando la entidad solicitada no responda dentro de los tiempos indicados. Esto cobra especial relevancia si se tiene en cuenta que conforme al CPACA el silencio administrativo positivo solo aplica para aquellos casos en los que taxativamente lo establezca la ley.
  • Así mismo, se da mayor importancia en un marco general al aviso previo del reporte que debe hacerse a los titulares de la información al incluir una definición de lo que se considera comunicación previa al titular, exigiendo doble comunicación cuando se trate de obligaciones inferiores o iguales a un 15 % de un SMLMV y sobre todo, estipulando que en los casos en que no se haya hecho la comunicación previa se constituya en una causal para tener que efectuar el retiro, sin perjuicio de que si no se ha cumplido con la obligación, pueda volverse a hacer el ingreso de la información pero cumpliendo con el requerido aviso.  En busca de velar por los derechos de los titulares de la información se crea una disposición que obliga a las fuentes de estas bases de datos a entregar una actualización mensual a sus operadores.
  • La permanencia de la información de carácter negativo en las bases de datos se modifica, así, el término máximo de permanencia de la información negativa, será el doble de la mora pasado el cual, debe ser retirado el dato y en cualquier caso, lo datos caducarán en un máximo de 8 años contados a partir del momento en que entró en mora; lo que podría prestarse para discusiones sobre el tiempo a partir del cual se deban contar estos 8 años y sobre si se podrá hacer el retiro aun cuando la persona no haya pagado su obligación y está aún no se haya extinguido por ningún otro medio.
  • En adición, la Ley, de forma transitoria obliga a los operadores a retirar la información de los titulares que extingan sus obligaciones objeto de reporte dentro de los 12 meses siguientes a la entrada en vigor de la ley, en un plazo máximo de 6 meses y para algunos casos específicos como las MYPYMES, las victimas del conflicto o los beneficiarios del Icetex, el retiro deberá ser inmediato.
  • Finalmente, como medida transitoria para la mitigación de los efectos económicos de la pandemia, el proyecto de ley establece que en el periodo entre el 12 de marzo y el 31 de diciembre de 2020 no se podrán reportar obligaciones pendientes de ningún tipo, si el titular de la información obligado se acerca a la entidad que corresponda en busca de una reestructuración de la obligación.

Artículo escrito en colaboración con Mauricio Liévano/ Abogado BDO Legal