Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio, usted está aceptando el uso de cookies. Por favor, lea nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlas.
Artículo:

¿Por qué deben y qué deben tercerizar las startups?

23 octubre 2020

El outsourcing, sin duda, es una alternativa para las empresas que buscan crecer e incrementar sus utilidades dedicándose exclusivamente al “core” de su negocio. Esta opción para las startups no es ajena, ya que al inicio del establecimiento de la entidad, lo que se necesita es maximizar sus recursos financieros. Los gastos generales de algunas operaciones son bastante elevados, pero son esenciales para el correcto funcionamiento de la compañía y para mantener las buenas relaciones con empleados, proveedores, clientes y socios. 

La tercerización es la apuesta efectiva en la reducción de costos de manera eficiente y sostenible.  Varios estudios han demostrado que compañías que tercerizan ciertas operaciones internas ahorran entre un 40 y 60% de sus costos operativos a nivel de nómina y tecnología, por lo que esta alternativa para los startups es más que atractiva.

El éxito del servicio de outsourcing es el asegurar la consecución del proveedor experto y con experiencia en el sector de la industria y en las operaciones de los servicios que se tercerizan. 

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de tercerizar?

Los motivos al buscar un aliado estratégico pueden ser amplios, pero de manera frecuente son consecuencias de reconocer que hay una necesidad de que con el equipo actual o las circunstancias actuales no se cuenta con la suficiente capacidad o experiencia para desarrollar las actividades que deben ejecutarse dentro de la compañía. Circunstancias tales como el inicio de la compañía, tendencias de la industria donde la compañía opera, crecimiento y expansión del negocio, no solo local sino internacional, reenfoque presupuestal del negocio, manejo del riesgo, entre otros. 

Teniendo en cuenta esto, el seleccionar un aliado estratégico es bastante importante ya que, si actualmente se experimenta una necesidad de realizar las actividades, lo que se quiere es seleccionar el aliado de tal manera que no genere más sobrecostos para la compañía y que se cumplan con los objetivos establecidos en los tiempos esperados:

  • Experiencia – Cerciorarse que el potencial proveedor de Outsourcing cuenta con la experiencia en la industria en que opera la compañía y en los servicios a tercerizar.  Al igual de experiencia con mercados en el exterior que pueda garantizar que a medida que se dé el crecimiento de la entidad su proveedor pueda soportar dicho crecimiento.
  • Proceso de calidad instaurados – la calidad siempre será un factor fundamental, ya que, garantizará un proceso implementado y monitoreado de forma constante. Cerciórese si el proveedor cuenta con alguna certificación de calidad sobre los servicios que ofrece.
  • Cultura del proveedor que se ajuste a la cultura de la compañía – los equipos de trabajo tanto de la compañía que terceriza como del Outsourcing, tendrán que trabajar juntos por lo que es importante encontrar sinergias culturales y que se consideran un solo equipo de trabajo, sin perder la perspectiva de que no hay una subordinación laboral.
  • Costos – ¿Cuál es el presupuesto que se tiene y qué realmente refleje la seguridad, calidad, experiencia y oferta de valor que se espera del aliado de Outsourcing?  No tener presupuestos realistas hará que se generen sobrecostos al no contratar el proveedor más adecuado y a futuro incurrir en reprocesos.  El costo – beneficio, no solo se puede ver desde la reducción del costo en sí, sino el beneficio de contar con terceros que prestan sus servicios basados en mejores prácticas y lo que es más, se encuentran actualizados de forma permanente en la industria y tipo de operaciones que la compañía realiza, sin duda, un activo intangible para la compañía. 
  • Contractual – ¿Qué clase de contrato se espera con el tercero y qué clausulas contractuales se estipulan específicamente?