• ¡Felicidades!

    #DíadelContador

Artículo:

Innovación: Pasado, presente y futuro del contador público en Colombia y en el mundo

01 marzo 2020

Diego Fernando Quijano Vivas , Partner - Audit & Assurance |

Viaje por la historia de la contabilidad

Es muy importante recordar los orígenes de la contabilidad para entender la evolución del Contador Público en el mundo.  Si bien podríamos afirmar que la práctica surge en el año 6000 AC con la necesidad que tenían las personas de llevar un control de ingresos y gastos cuando ejercían actividades económicas como el trueque,  tal y como se evidencia en el Museo Semítico de Harvard en el que reposa una tablilla de barro que es el vestigio contable más antiguo en la historia de la humanidad, es hasta el año 1458 que nace para el mundo la famosa partida doble, cuyo pionero fue Benedetto Cotrugli, y que posteriormente inmortalizó fray Lucas Paciolo en 1509 a través del Tractus XI.

La contabilidad es por tanto una de las prácticas financieras y de control más antiguas de la humanidad, pero a su vez, es de las que más evolución ha tenido a lo largo de la historia.

La industrialización de la humanidad llevó a que el rol del Contador Público se transformara sustancialmente, pues no solo se hizo necesario el registro de transacciones, también tomó mayor preponderancia el desarrollo de una auditoría a dichas transacciones, con el fin de dar Fe pública entre las partes interesadas. Para el Estado, por su parte, también cobró gran relevancia el rol al ser un apoyo en su misión de velar por los recursos públicos.

Globalización contable

A la par en que la humanidad fue avanzando, se fueron modernizando las compañías y las formas de hacer negocios, por lo que también fue necesario que el Contador Público surtiera su proceso de transformación. En este contexto, el marco normativo homogeneizado se hacía cada vez más necesario para que a nivel global se pudiera hablar un “único” lenguaje financiero, y es así como en 1973 nació el Comité de Estándares Internacionales de Contabilidad, cuyo propósito fue estandarizar - a través de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) – la presentación de los estados financieros a nivel global. Este momento marcó uno de los hitos más importantes de la historia para el Contador Público, pues rompió un paradigma de preparación de información financiera para propósitos del Estado e inversionistas al pasar al concepto de globalización del lenguaje financiero en función del fortalecimiento de la Fe pública.

En tanto se desarrollaban estándares globalizados para la preparación y presentación e información financiera, los emisores de normas de auditoría desarrollaban estándares cada vez mas actualizados que permitían retar la información financiera que iba dirigida a los mercados de valores, esto supuso un reto académico para las universidades, y de actualización para la profesión, ya que los mercados estaban esperando que el Contador guiara ese proceso de globalización de los lenguajes financieros y a la vez brindara mayor confianza a los mercados globales.

Cuarta revolución industrial e innovación en la profesión contable

No se puede pasar desapercibido que al tiempo en que la profesión vivía su globalización contable, también se presentaban al mercado desarrollos como el de las computadoras, procesadores inteligentes y, especialmente de la llegada del Internet. A partir de la década de los 70 la humanidad tuvo grandes avances alrededor de la digitalización y muchas profesiones fueron ajenas a lo que fue el inicio de la transformación que hoy estamos viviendo

Con el boom de la implementaciones de ERP’s (Enterprise Resource Planning) a inicios del siglo XXI en Colombia, los Contadores Públicos desarrollaron nuevas habilidades y competencias para la gestión de estos sistemas de información, que en su gran mayoría resultaban complejos dada la novedad en el país, lo que supuso un nuevo gran reto para la formación de profesionales desde la academia y desde el ejercicio de profesión misma para poder adoptar los avances tecnológicos globales; a esto se sumaron los cambios normativos que también impactaron el rol,  entre otros, la implementación en Colombia de la Ley 1314 de 2009 por medio de la cual se decidió la adaptación de las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) para la preparación y presentación de estados financieros, así como de un marco normativo basado en NAIS (Normas de Aseguramiento de la Información) para realizar el aseguramiento de la información financiera y no financiera de la Compañía.

Para los contadores públicos la llegada de la cuarta revolución industrial plantea el mismo dilema que para las demás profesiones: Cuarta Revolución Industrial ¿Amenaza u Oportunidad?

Hace 20 años observábamos cómo gran parte de los países en el mundo hacían la implementación de las IFRS y los cambios en procesos y procedimientos que esto generaba en las Compañías. Recién hace 11 años partimos en el viaje de las NCIF y de las NIAS en Colombia, y en los últimos 5 años observamos cómo la profesión contable migró del primer lugar esa preocupación y se empezó a hablar constantemente de innovación. No es un misterio que para la profesión una de las principales preocupaciones resulte ser la innovación.  El mercado tiene múltiples ejemplos de cómo negocios han sido desplazados o liquidados por ideas innovadoras. En este sentido, si hablamos de innovación en la profesión contable, nos referimos a

  1. Innovar no necesariamente se trata de digitalización. Se puede innovar a través de la prestación de nuevos servicios o a través de los mismos servicios, pero con diferenciales en el mercado. El mercado día a día requiere que el Contador preste servicios que vayan a la velocidad de los negocios, hoy hablamos de criptomonedas, de contratos de arrendamientos, de instrumentos financieros en un ambiente financiero cada vez más complejo y se hace necesario que los preparadores de información puedan asesorar a los encargados del gobierno en cómo determinadas decisiones afectan la posición financiera de una Entidad.

Por otra parte, los auditores o aseguradores de la información están en el centro de atención ya que el mercado exige que cada vez se brinde mayor calidad en sus trabajos e informes, a la vez que las Entidades esperan entender con mayor profundidad los negocios y las expectativas de los Encargados del Gobierno Corporativo. Se puede prestar un servicio diferenciador o innovador si se atienden estas expectativas. Atender este reto sin duda reflejaría que el Contador Público está llamado a liderar en las diferentes empresas del país y no solamente a ser un preparador de registro contables, es un reto muy interesante si así lo asumimos.

  1. Información no financiera sobre la financiera. El Contador Público está en capacidad de prestar servicios de preparación y presentación de información no financiera, como lo pueden ser: Reportes Integrados, Informes de Sostenibilidad, entre otros, el pasado llevó a que el Contador se enfocara únicamente en la información financiera pero la evolución de los mercados y los requerimientos de los stakeholders (partes interesadas) dan cada vez mayor peso a la información no financiera. No se puede perder de vista estas necesidades del mercado. Asimismo, los aseguradores de información (Auditores) juegan un rol muy importante al brindar confianza sobre esta información no financiera. Desarrollar y madurar estos servicios es innovar y hacerlo es fortalecer la profesión contable en Colombia, por lo cual podemos obtener una ventaja competitiva si entendemos estas nuevas expectativas del mercado global y colombiano.
  1. Por último, pero no menos importante, está la innovación a través de la digitalización. Cada vez es más frecuente escuchar que hay empresas interesadas en robotizar áreas contables, asimismo no somos ajenos a la terminología de dataAnalytics (análisis de datos), datamining (minería de datos), business intelligence (Inteligencia de negocios) etc., los Contadores Púbicos no pueden ver en la digitalización una amenaza de la profesión, todo lo contrario es un llamado de atención a profesionalizar cada vez más el rol, a proveer mayor valor a las organizaciones y a ser más eficientes en el desarrollo del trabajo. La digitalización se convierte en herramientas y mejoras de procesos que van en pro de la mejora de las funciones propias de los preparadores de información financiera y no financiera y también para los aseguradores de dicha información.

Para los Contadores Públicos la innovación dejó de ser optativa, se vuelve una obligación, pero en ningún momento puede verse como una amenaza. Todo lo contrario, se trata de una oportunidad para transformar la profesión, una oportunidad muy valiosa para que el mercado colombiano conozca la importancia de las funciones que se desarrollan como: preparadores y auditores de información financiera y no financiera, tributaristas, contadores de costos, financieros y en los diferentes servicios que se ofrecen como Contadores Públicos. La clave está en entender y aceptar el reto y con base en esto afrontar esta transformación de manera exitosa.