• IFRS en la práctica. IAS 7: estados de flujo de efectivo
Artículo:

IFRS en la práctica. IAS 7: estados de flujo de efectivo

27 febrero 2020

Víctor Manuel Ramírez Vargas , Partner - Audit & Assurance |

Queremos compartirte nuestra publicación sobre las NIIF 7 en la práctica, una actualización significativa en términos de contenido, pero también con un aspecto visual renovado para hacerla de muy fácil entendimiento para nuestro público. 

 

Esta edición analiza una serie de temas prácticos que a menudo surgen de la aplicación de la NIC 7: estado de flujos de efectivo. La versión original de la NIC 7 se emitió por primera vez en 1992, y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) adoptó la norma en abril de 2001. Siendo una de las normas más antiguas en el conjunto actual de las NIIF, la NIC 7 es una de las más cortas. Sus modificaciones han sido limitadas, lo que significa que se puede requerir juicio al interpretar cómo se debe aplicar con algunas nuevas NIIF (por ejemplo, la NIIF 9 de Instrumentos financieros).

Una de las únicas actualizaciones significativas a la NIC 7 ocurrió en enero de 2016 cuando el IASB agregó los párrafos 44A a 44E que requieren revelaciones relacionadas con los cambios en los pasivos que surgen de las actividades financieras (ver Sección 4.3.1.).

La introducción de la NIIF 16 Arrendamientos, que fue efectiva para los períodos de presentación de informes anuales que comiencen a partir del 1 de enero de 2019, también ha tenido un impacto significativo en el estado de flujos de efectivo. Antes de la NIIF 16, muchos arrendamientos se clasificaban como de tipo operativo (es decir, "fuera del balance general") desde la perspectiva de los arrendatarios, con sus respectivos flujos de efectivo incluidos en las actividades operativas.

La NIIF 16 requiere que la mayoría de los arrendamientos se registren "en el balance general" y, por lo tanto, las salidas de efectivo que surgen de las actividades financieras generalmente aumentarán debido a la NIIF 16.