Industria: ¿Realmente avanza la industria fintech en Colombia?

Los ataques de piratas informáticos, la era mobile y un público cada vez más exigente con sus proveedores de servicios han transformado buena parte de la banca colombiana a punta de tecnología financiera. Para quienes no tengan claro el concepto, acá se encierran todas las firmas que haciendo uso de las nuevas tecnologías desarrollan todo tipo productos y servicios para el sector financiero y los usuarios de este. Este sector ha crecido en promedio 40 por ciento en Latinoamérica, pero en Colombia la tasa ronda el 60 por ciento, de hecho el país se sitúa tercero en Latinoamérica con el mayor número de estas empresas (202 a marzo), luego de Brasil y México.

“Uno de los puntos álgidos de este acelerado crecimiento es que el volumen de recursos para apoyar estos emprendimientos aún es mínimo, y hay sectores que advierten por los riesgos que pueda traer el acelerado crecimiento si no se le presta atención, en especial, a lo normativo”, sostiene Gerardo Sotelo, líder de Auditoría de BDO Colombia.

Aunque el tema hoy no está regulado, es parte de las agendas del ministerio de Hacienda y la Superfinanciera, ya que esta ley proporcionará seguridad y una mayor conciencia en lo que respecta al crowdfunding y las reglas en torno a las criptomonedas, como el bitcoin. También permitirá bancos abiertos y el intercambio de datos por instituciones financieras a través de interfaces de programación de aplicaciones públicas, más comúnmente conocidas como API. Con esto, los bancos más pequeños y las nuevas empresas podrían usar la información del cliente del banco más grande a través de las API con la información del usuario.

"Esto permitirá mejores servicios, mejores costos y más inclusión, además de que las fintechs compitan con los bancos tradicionales con más entusiasmo", agrega Sotelo.

Recientemente el Superintendente Financiero presentó innovasfc, el espacio FinTech de la Entidad liderado por el Grupo de Innovación Financiera y Tecnológica, creado para actuar como facilitador de los procesos de innovación de la industria financiera. En el sitio web www.superfinanciera.gov.co/innovasfc los innovadores podrán hacer uso de los tres mecanismos para lograr una innovación responsable: el Hub, la Arenera y regTech y así avanzar en sus proyectos enfocados al sector financiero.

El Hub sirve como punto de contacto con la Superintendencia Financiera para interesados en el ambiente FinTech. Allí estarán incursionando en el marco regulatorio y de supervisión.

La Arenera es un mecanismo que supone un marco a través del cual la Superfinanciera facilita la innovación de productos, tecnologías o modelos de negocio, en un ambiente controlado y en tiempo real.

RegTech: aprovecha los desarrollos tecnológicos para apalancar la innovación al interior de la Superintendencia Financiera, optimizando procesos internos y reduciendo cargas operativas para el sector.

“Gracias a todos estos esfuerzos Colombia es el tercer país de América Latina con mayor cantidad de desarrollos ‘fintech’, y es el segundo (después de México) en el que hay un grupo de trabajo con el regulador. Hoy en día, la gran mayoría de los desarrollos son para facilitar pagos electrónicos y para dar préstamos a personas, pero también hay otras tantas iniciativas que ya están o planean lanzar productos de ahorro y de asesoría financiera”, agrega el experto de BDO.

Y la palabra clave en todo esto, según informó el Financial Times citando el acelerador de fintech Finnovista, las nuevas compañías financieras tienen el potencial de tomar más del 30 por ciento del mercado bancario en los próximos diez años.