Auge global por fondos controlados por el Estado

Un reciente informe elaborado por el Sovereign Wealth Lab de IE Business School en colaboración con ICEX-Invest in Spain, publicado en Londres, advierte que los 92 fondos soberanos activos en todo el mundo gestionan más de U$S 7,5 billones, convirtiéndose en actores de primera línea en las inversiones a largo plazo, con una clara presencia al alza en todas las bolsas mundiales.

Estos fondos soberanos, creados por los gobiernos, alimentados por el ahorro público y destinados a la gestión de activos en el extranjero, han sido la respuesta a la necesidad de los Estados de gestionar de manera eficiente los recursos generados por la explotación de bienes naturales; es el caso del petróleo (como en Medio Oriente, Rusia o Noruega), por excedentes presupuestarios (Singapur) o reservas de divisas de los bancos centrales (China).

El mayor fondo del mundo, el Fondo Noruego de Pensiones, fue fundado en 1990 y se encuentra presente con inversiones en cerca de 80 países, además en empresas de primera línea, como Apple o Microsoft. Sus recursos surgen de la producción petrolera, lo mismo que en el caso del Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), creado en 1976. La trilogía de los más grandes la completa la Corporación de Inversiones de China (CIC), el fondo soberano responsable de la administración de las reservas internacionales del país.

De acuerdo con el informe antes citado, los diez fondos más grandes acumulan casi el 75% de los activos. China cuenta con cuatro fondos soberanos en el top 10, todos con activos por encima de los U$S 300.000 millones. De hecho, en 2017 Arabia Saudita decidió entrar con fuerza en el tablero soberano mundial, con la redefinición del Public Investment Fund (PIF), que ya ha acaparado titulares con inversiones multimillonarias en Vision Fund (más de U$S 40.000 millones para crear el mayor fondo de capital riesgo del mundo) y, sobre todo, porque su evolución está ligada a la salida a bolsa más esperada para este año, la de Aramco (compañía estatal de petróleo y gas de Arabia Saudita), la empresa más valiosa del mundo.

"La industria de los fondos soberanos es cada vez más sofisticada y mantiene un horizonte de inversión de largo plazo. Este año han tratado de capturar tendencias de largo plazo con la inversión en inmobiliario logístico, residencias de estudiantes, y con operaciones ligadas al cambio climático", advierte Hernán Javier Liévano, gerente de Aseguramiento de BDO Colombia.  

De hecho, las inversiones en real estate y nuevas tecnologías, junto el sector financiero, acumulan el 66% de todas las inversiones de estos fondos, incrementándose muy recientemente sectores como el inmobiliario, la salud, y los llamados "activos verdes", toda una tendencia emergente en todo el mundo.

Cabe destacar, según Liévano, que estos Fondos apuntan a promover la transparencia, el buen gobierno, la responsabilidad y las prácticas prudentes de inversión.